sábado, 2 de julio de 2016

Esto NO es psicología.

Uno se indigna (y mucho) cuando ve y oye ciertas cosas relacionadas con la psicología que nos pueden dejar en mal lugar a los que nos dedicamos a esto, o por lo menos pueden contribuir a distorsionar, falsear e incluso desprestigiar nuestra disciplina. Por ejemplo, esta semana he tenido oportunidad de ver en la televisión la entrevista a un conocido psicólogo y escritor español cuyos libros de auto ayuda alcanzan un número considerable de ventas. He tenido un intenso debate interno acerca de si mencionar su nombre o no y al final me he decidido por no hacerlo. Al fin y al cabo no se trata de personalizar. Lo que me interesa refutar es el contenido de ciertas ideas que se transmiten por los medios y que poco favor hacen a la salud mental de la población, lo cual es todavía más sangrante cuando el comunicador es un profesional de la psicología.

A parte del contenido, que ahora analizaré, resulta bastante bochornoso ver la actitud del entrevistado: irrespetuoso hacia la presentadora, haciendo inferencias acerca de su vida totalmente fuera de lugar (incluida su vida sexual), con una postura altiva y prepotente, un tono burlón y lenguaje soez. Por momentos he llegado a pensar (y no fui el único) que el personaje en cuestión estaba intoxicado por algún tipo de droga. Independientemente de eso, un fuerte rasgo de narcisismo quedó en evidencia.

El comienzo no puede ser peor: hablando de adversidades, compara “pisar una caca de perro” con “tener un accidente de coche” o “un cáncer”, y define a las personas que afrontan esas situaciones con una actitud positiva como “fuertes”, mientras que llama “débiles” y “enfermas” a quienes no lo hacen. Esto recuerda al extendido asunto de la denominada “psicología positiva” que, mal entendida, acaba proponiendo algo así como que uno tiene que hacer frente a los problemas con una sonrisa y ver el lado bueno de las cosas. Incluso algunos llegan al extremo de sugerir que si piensas que las cosas van a ir bien, acaba siendo así. De esta manera se extienda la creencia de que, efectivamente, si sufres y lloras ante la adversidad es porque tienes un problema o eres débil. Nada más lejos de la realidad. La psicología no defiende esta postura, ni mucho menos. Al contrario, esta incesante venta de la felicidad en los anuncios y algunos libros de auto ayuda patologiza el sufrimiento humano, normal e incluso adaptativo, por otro lado. No se me ocurre nada menos terapéutico que decirle a una persona diagnosticada de cáncer que no tiene porque estar triste. No, te está pasando algo muy duro y estás en tu derecho a deprimirte o cabrearte. Son emocionales universales y humanas. No es un símbolo de debilidad ni de la presencia de un trastorno mental.

El señor al que hago referencia tiene toda la desfachatez de decir que las personas que no afrontan con ánimo alegre los problemas “tienen una enfermedad que yo llamo terribilitis...”. Lo primero, insisto, no es ninguna enfermedad. Lo segundo, que el término terribilitis es de Albert Ellis, un conocido autor de terapia cognitiva que ya utilizaba esta palabra hace varias décadas. De nuevo nos vemos ante el problema de aquellos profesionales que no entienden bien un modelo. La terapia cognitiva de Ellis propone que el sufrimiento humano tiene que ver con lo que llama “ideas irracionales”, que básicamente son creencias que tenemos acerca de nosotros mismos, nuestro bienestar y el mundo que no resultan adaptativas. Generalmente se expresan en frases o pensamientos del tipo “yo debería” o “yo tengo que”, de forma extrema e inflexible. Pero Ellis no decía que uno tuviera que estar siempre alegre bajo cualquier situación. La tristeza y la ira, por ejemplo, pueden ser emociones válidas si son vividas de forma flexible y adecuada. Por lo tanto, tampoco la terapia cognitiva consiste en que las personas seamos felices a toda costa. 
  
psicologia positiva
Nadie ha necesitado un empleo nunca... En España, yo no conozco a nadie que tenga peligro de morirse de hambre”. Ciertamente, estas declaraciones se salen del campo de la psicología. La cuestión es que quien las dice es un psicólogo que sale en los medios y vende muchos libros, por lo que es esperable que la gente que lo ve y lo escucha pueda inferir que este tipo de ideas son las que defendemos el resto de profesionales del gremio. Una vez más, esto resulta un verdadero disparate y muestra una falta de empatía bastante alarmante hacia la gente que sufre por causa del desempleo y la pobreza.

Tengo el gabinete de psicología más importante de España, publico los libros más vendidos de España...”. Lo dicho sobre el narcisismo queda patente en frases como estas. Dicho gabinete, por cierto, está formado por psicólogos generales sanitarios o con habilitación sanitaria. No hay ni una sola psicóloga clínica, que, como ya se ha dicho, son las únicas especialistas de la psicología que pueden atender personas con problemas de salud mental. “Yo podría vivir perfectamente en el albergue público de mi ciudad, como un pobre total y sería superfeliz igual”. Repito (porque la frase no merece mayores comentarios): esto no es psicología.

El amor sentimental es nocivo”. Otra inexactitud. El amor, en el sentido de relaciones de apego (ya sea amistad, familiar, de pareja) es una necesidad básica humana. No hablamos, por supuesto, del amor idealizado de las películas de Holywood. Hay suficiente evidencia, basada en estudios, que demuestra que el apoyo social correlaciona con la salud (física y psicológica) de las personas. Y en psicología clínica, la calidad (no tanto la cantidad) del apoyo social de las personas que acuden a consulta suele ser un factor predictor del éxito de la terapia.

Lo nocivo, entonces, es que una persona que se presenta como psicólogo diga toda esta sarta de patrañas sin que se le caiga la cara de vergüenza. Por supuesto, todo el mundo es libre de expresar sus opiniones, aquí no se discute eso. Lo problemático es cuando se hace desde la posición que uno ostenta en base a su titulación o profesión, dando a entender que lo que dice no son simple opiniones, si no verdades científicas. Lo problemático es hacer creer a la gente que el desánimo, la tristeza, la ansiedad, el miedo o la incertidumbre es una anomalía, una patología, causada por ellos mismos por “pensar de manera incorrecta”. Estas ideas, más que ayudar, dificulta la vida a las personas. Más de uno adopta la infundada creencia de que uno tiene que ser feliz porque es lo “normal” y se de repente se encuentra triste porque se ha quedado sin trabajo, le han diagnosticado una enfermedad grave o se ha muerto su hermana acaba culpándose y criticándose a si mismo por tener esos sentimientos que el psicólogo de turno ha dicho que son signos de debilidad y enfermedad.

Desde luego que hay personas que pueden afrontar la adversidad de manera aparentemente tranquila y positiva. Eso está bien, cuando uno tiene esa capacidad. Pero también está bien asumir el sufrimiento. Cada uno tenemos nuestra manera de ser y afrontar las crisis de la vida. Creer que las emociones negativas son algo fuera de lo normal contribuye a crear problemas donde no los hay. La psicología clínica tiene que ver con diferencia cuando el sufrimiento es comprensible y normal y cuando puede ser problemático o patológico. Cortar a todas las personas por el mismo patrón no es más que un indicio de que el observador tiene un serio problema a la hora de realizar su trabajo de forma competente.

8 comentarios:

  1. Muy buena reflexión, aquí plasmas perfectamente lo que día a día escucho a mi alredeor.. " los psicólogos no sirven para nada", por cosas así es que esa frase cobra fuerza. No hay que olvidar que cada persona es única e irrepetible por lo tanto su forma de afrontar y enfrentar los obstáculos de la vida serán propios y diferentes en cada una de ellas.
    Un saludo y gracias por no dejar que esto pase desapercibido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Carolina. En mi opinión, nada hace más daño a la profesión que aquellos psicólogos que desprestigian nuestro campo haciendo este tipo de cosas. Un saludo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  2. Hola, soy seguidora de este psicólogo al que usted se refiere, he leído y casi estudiado los 4 libros que tiene en el mercado y sigo sus intervenciones en el programa de "A punto con la 2". Hace un par de años caí en un fuerte cuadro ansioso-depresivo y encontré a este hombre navegando por Internet ; ha sido realmente el artífice de mi gran mejoría (aún sigo trabajando), he aprendido muchas cosas con él, y me ha hecho ver la vida de otra manera, más simple, saludable y sencilla

    Creo que usted descontextualiza y malinterpreta las declaraciones de este psicólogo, da la impresión que sólo ha escuchado retazos de intervenciones y no ha leído sus magníficos libros ni ha captado lo que quiere transmitir.

    "El señor al que hago referencia tiene toda la desfachatez de decir que las personas que no afrontan con ánimo alegre los problemas “tienen una enfermedad que yo llamo terribilitis...”. Lo primero, insisto, no es ninguna enfermedad. Lo segundo, que el término terribilitis es de Albert Ellis, un conocido autor de terapia cognitiva que ya utilizaba esta palabra hace varias décadas".

    Se nota que no conoce bien a este autor. En primer lugar, el escritor deja claro que el término terribilitis es de Albert Ellis, uno de sus referentes; es decir, no se lo ha apropiado en ningún momento. En segundo lugar, lo de la enfermedad llamada "terribilitis" es una ironía del autor, precisamente para subrayar que NO es ninguna enfermedad, que es cuestión de cambiar la perspectiva de las cosas que nos suceden.De hecho, él insiste en que no le gusta la etiqueta de trastorno porque sólo un uno por ciento de las depresiones son de carácter endógeno.

    ResponderEliminar
  3. (SIGO)1. Este psicólogo (está claro quién es, no voy a decir el nombre) ha dejado claro en sus libros que SIEMPRE vamos a tener emociones negativas , que es imposible eliminarlas por completo, que el ser humano es falible , que se trata de REDUCIRLAS AL MÍNIMO para que no se desboquen . Pero Ellis no decía que uno tuviera que estar "siempre alegre bajo cualquier situación". Eso el autor no lo ha dicho nunca, al contrario. Se trata de racionalizar un poco las emociones negativas para que no se desborden. De hecho, en una conferencia dijo "si se me cae el móvil y se rompe , no me puedo alegrar"; eso sería para " un psiquiatra".


    2 “Nadie ha necesitado un empleo nunca... En España, yo no conozco a nadie que tenga peligro de morirse de hambre”.
    También lo aclara en sus libros y conferencias "OK, si has perdido el empleo, nunca te voy a decir que no tienes un problema. Te diré; tienes un problema, pero si te dejas llenarte de ansiedad , tendrás dos problemas y te aseguro que el segundo puede ser peor que el primero. Hay que calmarse para buscar una solución". Dice que en nuestra sociedad hay que trabajar pero que eso NO es la fuente de la felicidad (a eso se refiere) , y que debemos valorar más el tener nuestras necesidades básicas cubiertas, que en realidad es lo único sin lo que no podríamos sobrevivir , y que en gran parte de los países no se tienen. Es una manera de aprender a valorar lo que tenemos , comida y bebida asegurada en nuestro país, y dejar de quejarnos lo más posible.
    “Yo podría vivir perfectamente en el albergue público de mi ciudad, como un pobre total y sería superfeliz igual” El psicólogo aclara en sus libros que eso es un truco mental para ayudar a fortalecernos psicológicamente y valorar más lo que tenemos; que NO SE TRATA de convertirnos en un mendigo ni de renunciar a nuestras pertenencias. Es un ejercicio que utiliza en sus consultas (visualización racional) que ha comprobado que funciona; imaginarnos con muy poco (mendigo) para valorar lo mucho que tenemos y darnos cuenta qué es lo básico en la vida. Como dice él, " es una batalla que se juega en un plano mental, en el mundo de las ideas".

    “El amor sentimental es nocivo” Eso jamás lo ha dicho tampoco este autor, al contrario. En sus libros y vídeos deja muy claro que está bien salir de uno mismo de vez en cuando para la salud mental (incluso pone algún ejemplo de paciente) y ocuparse del otro, y que entre dos todo es más fácil. Además, aboga por la pareja soporte en que uno impulse la felicidad del otro. Eso sí, no considera que la pareja es NECESARIA sino una opción, una forma más que puede contribuir a la felicidad pero no la única fuente y que las personas debemos PREFERIR una pareja pero NO NECESITAR . Él no cree en la pareja monogámica/matrimonio inamovible para toda la vida, pero eso es otra historia.
    https://www.youtube.com/watch?v=gR9h-Gc-8hg

    ResponderEliminar
  4. "Dando a entender que lo que dice no son simple opiniones, si no verdades científicas".
    Bueno, deja claro que la psicología que él practica está demostrada en más de 2.000 prestigiosas revistas de ciencia de manera independiente, y aún así aclara que no es eficaz 100% porque nada lo es, pero sí al 80%

    "La psicología clínica tiene que ver con diferencia cuando el sufrimiento es comprensible y normal y cuando puede ser problemático o patológico".Esta afirmación también la comparte en sus libros. "Creer que las emociones negativas son algo fuera de lo normal contribuye a crear problemas donde no los hay". Efectivamente, también él lo defiende . Vuelvo a repetir que en sus libros deja claro que es IMPOSIBLE e INSANO eliminar todas las emociones negativas.

    "Desde luego que hay personas que pueden afrontar la adversidad de manera aparentemente tranquila y positiva. Eso está bien, cuando uno tiene esa capacidad. Cada uno tenemos nuestra manera de ser y afrontar las crisis de la vida". De eso se trata en la psicología cognitiva que él practica; las personas que tienen esa capacidad de afrontar la vida tan tranquila y positiva, , como él dice, no necesitan psicólogo. Se trata de trabajar con las personas que no tienen esa capacidad y entrenarla y desarrollarla en la medida de lo posible, para afrontar esas crisis de la vida de la manera más "suave" posible.

    Bueno, quería animarlo a que, antes de hacer una crítica tan destructiva hacia este gran profesional, se informe y profundice más en sus libros y conferencias , además de coger algunas frases deslavazadas que, efectivamente, así, sin filtro, suenan como disparate. Sus libros son estudiados en universidades de todo el mundo, y además son un alegato por el amor por la vida y por los demás, la cooperación de todos , la aceptación y la tolerancia, y la apreciación de las pequeñas cosas de la vida, y contra el materialismo y consumismo que caracteriza a nuestras modernas sociedades avanzadas y neuróticas.

    Gracicas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por sus comentarios.

      Estoy de acuerdo usted con respecto a la importancia del contexto, por eso en mi entrada no hablo del contenido de sus libros, conferencias u otras declaraciones. Todas las frases que pongo entrecomilladas fueron dichas así por esta persona en una entrevista que se puede ver en internet, no he inventado, distorsionado o descontextualizado nada. De ahí viene la critica: quien no haya leído ningún libro de este hombre y fuera la primera vez que lo escuchara, puede haberse llevado una impresión equivocada. Por eso creo que hay que ser cuidadoso con las intervenciones en los medios.

      Por lo que me cuenta, poco o nada tiene que ver lo que escribe en sus libros con la actitud mostrada en el mencionado programa. Por eso, repito, mi artículo solo habla de un momento puntual y de unas opiniones concretos. Yo le invito a ver la entrevista a la que hago mención (es en una muy reciente emitida en un programa de la televisión navarra y está en Youtube). En cualquier caso, lamento que mi crítica de la impresión de ser destructiva, ya que no es mi objetivo. Lo es aclarar algunas cosas en las que veo que usted, yo y sus libros estamos de acuerdo.

      Gracias de nuevo por sus aportaciones. Es bastante agradable (e infrecuente) que alguien pueda mostrar una opinión contraria a lo que uno escribe en un blog y hacerlo de forma respetuosa, como en este caso.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. "De ahí viene la critica: quien no haya leído ningún libro de este hombre y fuera la primera vez que lo escuchara, puede haberse llevado una impresión equivocada. Por eso creo que hay que ser cuidadoso con las intervenciones en los medios".

    No he visto la entrevista a la que usted se refiere, pero en ese sentido puede usted llevar razón, es verdad que este hombre, en su afán de hacerlo todo entendible, didáctico, adaptado a la gente común y demasiado "campechano", muchas veces hace afirmaciones demasiado , digamos "fuertes"... luego,cuando profundizas (libros, artículos, conferencias) todo queda matizado o aclarado y rebajado, y todo cobra lógica y sentido... Quizás sí que debería cuidar más el tono de las intervenciones, porque nadie tiene por qué leer sus libros o ver sus conferencias.
    Gracias a usted por contestar , no encuentro la entrevista citada en Youtube, le agradecería que me refiriera usted el enlace correspondiente para poder opinar con más conocimiento de causa.

    Le escribe una ex-depresiva seguidora de este psicólogo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=cUrKYbxaZ-w&
      La entrevista empieza en el minuto 17:20.

      Un saludo.

      Eliminar